Este diorama de la batallla de los Templarios es grande de un metro de longitud y casi todos los elementos son naturales, el fondo es una fotografia en metacrilato.